(Prensa Librerías del Sur 13/09/2019).- La Fundación Librerías del Sur junto al colectivo “Argelia Laya” del Celarg y Somos ambiente ofrecieron este jueves el conversatorio “Lo bueno y lo malo de la economía” donde  el Dr. José Gregorio Piña analizó a profundidad la realidad económica de nuestro país, actividad donde también debatieron propuestas para contrarrestar la Guerra económica inducida.

El inicio de la actividad estuvo a cargo del periodista Luis Salazar, quien recordó que estas actividad tuvo como objetivo ofrecer instrumentos a nuestro pueblo, para que todos los que hacemos vidas en la sociedad no pensemos que la economía es materia sólo de profesionales. Asimismo, sostuvo que en materia de salarios e ingreso mínimo mensual cualquier aumento se diluirá sino no se ataca el aparato criminal que se instaló en nuestra economía.

Por su parte el economista José Gregorio Piña realizó un análisis para diferenciar apariencias de realidades puesto que muchos economistas que sostienen una visión catastrófica de la economía tienen una relación de intereses con el sector privado nacional y que dichas opiniones sirven como piso económico al accionar de las clases hegemónicas. En este preámbulo de la materia aclaró que su opinión la realiza desde la experiencia de 46 años dentro de la banca pública y privada.

“En Venezuela toda la vida hemos tenido especulación”

El Dr Piña aclaró que se llama especulación al margen de ganancia excesivo y que dicha parte especulativa ha existido en nuestra economía desde los años 40.  Explicó que incluso en años que no existían fenómenos como la inflación ó la hiperinflación y el país carecía de beneficios laborales y de las prestaciones sociales, estaba presente la especulación razón por lo cual considera que aquellos que hoy justifican el aumento de los precios basándose en esos elementos mienten.

“El tema es la manipulación con el tipo de cambio”

Piña explicó que la hiperinflación tiene su origen en la manipulación del tipo de cambio,  lo que representa un ataque a la moneda nacional  puesto que el mismo no obedece a ninguna razón económica.

“Quienes lo publican ni compran ni venden divisas, tampoco fabrican o venden algún bien, ni comercializan y ni siquiera viven en el país,  ellos lo ponen porque es una forma de ataque político” señaló el también redactor de portales web como Ensartados entre otros.

Piña refiere que el problema es que dicha manipulación logró posicionarse como el supuesto valor de la divisa, que a su vez generó una espiral inflacionaria, que no es más que el ajuste de ingresos que hace todo aquel que tiene la posibilidad en la sociedad: grandes monopolios, comerciantes, profesionales y trabajadores informales, siendo los grandes afectados son los que dependen de un ingreso fijo.

“El arreglo sería un nuevo sistema monetario en defensa de El Bolívar”

El economista Piña afrimó que la solución sería detener la manipulación del tipo de cambio, cuestión que reconoció que no es fácil por las diversas razones explicadas anteriormente. Ante esta situación propuso un mecanismo donde el valor de la moneda sea objetivo.

“Requerimos que se recupere la confianza en nuestro signo monetario y evitar esa manipulación del valor del mismo” apuntó.

Para ello propuso que El Bolívar y El Petro funcionen como una sola moneda anclada a una cesta de bienes de modo de corregir la actual situación donde El Petro aumenta su valor en la medida que El Bolívar lo pierde.

“Esa moneda vale en función del valor de un bien que está detrás de ella, que es su equivalente” el cual debe tener un respaldo exigible.

Asimismo, explicó que dicho ajuste acompañado de medidas para obligar a la usabilidad del Petro permitiría al Gobierno Nacional contar con un mayor respaldo al momento de hacer una mayor emisión de bolívares sin la necesidad de devaluar, apuntando así hacia  la estabilidad de la economía y al fracaso de las sanciones criminales impuestas por Estados Unidos a la Revolución Bolivariana.