Este lunes, en los espacios de la Librería del Sur “Aquiles Nazoa” se llevó a cabo la presentación de los libros “Puntofijismo y 23 Enero de 1958, la rebelión como proceso” y “La calle 9” de los escritores Julio Escalona y Pedro Calzadilla Álvarez, respectivamente.

La actividad contó con la participación del ministro del Poder Popular para la Cultura, Ernesto Villegas, quien aseguró que estas dos obras constituyen una valiosa contribución para el análisis y el entendimiento de las luchas sociales del pasado, las cuales sirven de referencia para las batallas que enfrenta el pueblo venezolano actualmente.

“Ni Pedro ni Julio están escribiendo con un retrovisor para regodearse en el nostálgico tiempo que quedó atrás, lo están haciendo con la conciencia de que Venezuela hoy está librando una lucha cuyo desenlace dependerá del aprendizaje que podamos hacer de las luchas del pasado y de las luchas del presente. Los verdaderos revolucionarios no pueden tener el complejo de Adán y Eva, el creernos que con nosotros comenzó la especie humana. Las luchas de hoy tienen sus raíces muy claras en las luchas de esa juventud venezolana que enfrentó resueltamente la dictadura de Marcos Pérez Jiménez”, subrayó.

Al respecto, destacó que a diferencia de la fuerza militar existente en dicha época, hoy en día en Venezuela se ha fortalecido la unión cívico-militar, impulsada por el líder de la Revolución Bolivariana, Hugo Chávez.

“Si alguna virtud habrá que reconocer del comandante es la de haber reconciliado al mundo militar y al mundo de la izquierda, aceptar que son partes de un mismo pueblo, porque ese falso antagonismo entre militares y las fuerza revolucionarias permitió 40 años de la Cuarta República. (…) Tenemos la fórmula de la unión cívico-militar y qué importante y decisivo es ese pequeño detalle, sin esa unión ya aquí en Venezuela hubiera ocurrido un desenlace tipo Bolivia”, enfatizó.

En este sentido, el titular de la cartera de Cultura extendió un llamado a toda la población a mantenernos unidos para contrarrestar las pretensiones separatistas del imperialismo, que pretende dividirnos como nación para poder dominarnos.

“El imperialismo nos quiere divididos y hay que salirle al paso a esos sectores que pretenden destruir la unión cívico militar. (…) Hoy es un momento de unidad. Sirvan estos libros como herramientas para la consciencia, son pequeños misiles culturales, que podemos poner a circular en respuesta a esos otros misiles culturales que recibimos”, añadió.

El constituyentista Fernando Soto Roja, quien comentó el libro de Calzadilla, señaló que la juventud revolucionaria que luchó contra el perezjimenismo “hoy en día son puntales fundamentales en el proceso bolivariano”, porque son ejemplo de cultura, capacidad e incorruptibilidad.

Por su parte, el economista Rómulo Henríquez hizo referencia a la vida de uno de los autores, Julio Escalona, destacando su rol como revolucionario, guerrillero, poeta y político.

Precisamente, Escalona aseguró que su obra busca reivindicar la memoria de las mujeres y los hombres caídos durante la década de los 50, pues aseveró que esa generación fue asesinada física y moralmente por la dictadura.

Mientras que Pedro Calzadilla Álvarez destacó que su libro rinde un merecido homenaje a la rebeldía, coraje y entrega de puñado de jóvenes mujeres que combatieron contra la dictadura de Marcos Pérez Jiménez en las calles y barrios de la parroquia El Valle, en Caracas.

Además, indicó que este texto es una modesta contribución a los jóvenes, que son el futuro y la vanguardia de cualquier revolución, para que conozcan las batallas libradas por sus antecesores y les sirvan de ejemplo.

T y F: MPPC