(Fundación Librerías del Sur, 22/042020).- Con una histórica ceremonia espiritual, este martes 21 de abril el pueblo Pemón dio la bienvenida formalmente a la Piedra Kueka a la comunidad de Santa Cruz de Mapaurí, en el estado Bolívar, tras más de 21 años de lucha incansable por su retorno.

El acto contó con la participación del ministro del Poder Popular para la Cultura, Ernesto Villegas; la ministra del Poder Popular para los Pueblos Indígenas, Aloha Núñez; el ministro del Poder Popular para el Ecosocialismo, Osvaldo Barbera; el viceministro de Seguridad Ciudadana del Ministerio del Poder Popular para Relaciones Interiores, Justicia y Paz, Endes Palencia; el viceministro de Turismo, Alí Padrón, y el gobernador de la entidad, Justo Noguera.

El titular de la cartera de Cultura afirmó que el regreso de la Piedra Kueka marca un hito histórico en el combate del tráfico ilícito de bienes culturales en el mundo y da una demostración significativa de la perseverancia y fuerza aguerrida de nuestros pueblos originarios.

“El mundo tienen los ojos puestos con admiración en la lucha de Santa Cruz de Mapaurí, del pueblo Pemón. La lucha es larga, compañeros y compañeras, pero están ustedes a la cabeza de la lucha mundial por el rescate, la devolución y repatriación de patrimonios culturales que fueron expoliados, saqueados a los pueblos del mundo”, precisó.

Destacó que nuestras comunidades originarias hicieron realidad lo que en algún momento de la historia parecía imposible, pues anteriormente los pueblos indígenas eran despreciados, despojados de sus valores sagrados y considerados como algo folclórico y despreciable.

Recordó que fue gracias a la llegada de la Revolución Bolivariana que las comunidades indígenas fueron reivindicadas y el Estado venezolano, con el comandante Hugo Chávez a la cabeza, asumió la causa del pueblo Pemón como suya.

“Sin la Revolución Bolivariana, sin Chávez, quien sabe cuánto tiempo más habría tenido que esperar el pueblo Pemón para ver retornar a su abuela sagrada. (…) Quienes creyeron llevarse una piedra de adorno no se imaginaban que aquella, que era apenas la abuela de los pemones, terminaría como la abuela de toda de Venezuela. La causa pemona, la causa de Kueka, se transformó en la causa de Venezuela, el Estado venezolano hizo suya la aspiración de justicia del pueblo indígena Pemón, y eso no es común”, subrayó.

Monumento Nacional de Venezuela

El ministro informó que como parte de la celebración del regreso de la abuela Kueka, el presidente de la República, Nicolás Maduro, firmó el decreto que declara la Quebrada de Jaspe – sitio sagrado donde se ubica esta piedra- como Monumento Nacional de Venezuela, por su importante significado ancestral y milenario.

Asimismo, hizo entrega de la Orden Francisco de Miranda y del Premio Aquiles Nazoa, a los hombres y mujeres de la comunidad de Santa Cruz de Mapaurí que, a través de su inquebrantable lucha, contribuyeron a que se escuchara la voz del pueblo Pemón en el mundo.

“Nos enseñaron la convicción de que más podrá el amor que cualquier pandemia, que cualquier bloqueo, que el imperialismo, porque ustedes resumen el espíritu guerrero victorioso de nuestros pueblos originarios”, añadió.

Por su parte, la ministra Aloha Núñez resaltó que la repatriación de esta roca es un referente de la batalla que libran muchos hermanos en el mundo, para que les sean devueltos los bienes patrimoniales que se les robó desde los tiempos de la colonización.

“Después de 21 años y 8 meses tenemos de vuelta a nuestra abuela. El pueblo Pemón nunca perdió la esperanza siempre estuvo allí combatiendo, batallando, con el apoyo del pueblo venezolano”, enfatizó.

Igualmente, el ministro Osvaldo Barbera aseguró que pese a las dificultades que afronta la nación bolivariana, como consecuencia del bloqueo económico y la pandemia del Covid-19, el Gobierno Nacional ha cumplido cabalmente con el compromiso con nuestras comunidades originarias.

“La Abuela Kueka pasa a ser la abuela del pueblo venezolano y en este tiempo de dificultad esas oraciones y creencias de ustedes pasan a ser una defensa. Nos vamos cargados de energía para seguir trabajando y venciendo, porque la lucha es de todos”, agregó.

Proceso de repatriación

La Piedra Kueka es una roca ancestral considerada por los pemones como garante del equilibrio y la armonía de la naturaleza.

Declarada Patrimonio Natural de la Humanidad por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) en 1994, fue sustraída de forma ilegal por el artista y comerciante alemán Wolfgang Kraker von Schwarzenfeld en el año 1998, bajo el Gobierno de Rafael Caldera, quien la llevó a Alemania para integrarla a la exposición Global Stone en los jardines del parque Tiergarten, en Berlín.

Desde entonces el pueblo Pemón inició una incansable lucha por la recuperación de su abuela, demanda que fue atendida tras la llegada del Gobierno Bolivariano, que inició diversos trámites legales para exigir la repatriación de la piedra.

En el año 2000, el Instituto del Patrimonio Cultural, ente adscrito al Ministerio del Poder Popular para la Cultura, gestionó a través del Ministerio para Relaciones Exteriores los trámites para su regreso, y ya para el 2010 el Gobierno Nacional, a través de la Cancillería, solicitó de manera formal a Alemania la devolución de la piedra a Venezuela.

Tras una serie de conversaciones, ambos países llegaron a un acuerdo amistoso y en mayo de 2018 formalmente se dio comienzo a la repatriación de la roca con un ritual de sanación por parte de una delegación de 12 chamanes del pueblo Pemón que viajaron a la capital alemana.

Finalmente, el pasado 20 de enero la piedra fue removida del Parque Metropolitano Tiergarten, en Berlín. Desde allí inició a su traslado a la nación suramericana, donde arribó el pasado jueves 16 de abril.

T y F: Prensa MPPC